All posts by pedroantonioprieto

De asuntos ajenos al blog

Desde que el pasado 6 de octubre (¡como pasa el tiempo!) hiciese esta humilde súplica:

¿Sería mucho pedir a Ferrán y a Plazaeme que ambos procurasen evitar las clasificaciones (calificaciones) personales y volver al terreno de los datos y si fuere posible de la energía, ya que este modesto blog trata de ello, aunque estuviese en relación con los datos del IPCC y así intentar evitar la senda de discusiones laterales por donde han ido tantos como en el mundo han sido?

Agradecido de antemano.

Observo que se han multiplicado a mi pesar los comentarios sobre banquisas, CO2, calentamiento global, cambio climático (o no) y demás, que nada tienen que ver con la crisis energética, aunque la relación entre quema de combustibles fósiles y emisiones sea absolutamente directa, pero no así sobre las controvertidas consecuencias. Ya comenté que aunque algunas consecuencias sean discutibles, como el alcance del CO2 sobre el clima, parece incontestable que otras no lo son y ya se observan claros efectos de alcance planetario, como consecuencia de la actividad humana que sólo ha sido posible por la quema y utilización de tanto combustible fósil.

En concreto, Plazaeme ha insertado diez de estos comentarios. También he notado que sigue habiendo ataques ad hominem que no deberían haberse producido. Veamos si es posible que el moderador, que creo ya ha mostrado una exquisita paciencia al haber albergado algunos de los comentarios que no tienen que ver con la crisis energética, no tenga que actuar moderando o no aprobando futuros comentarios (esto siempre lleva a algunos a acusar inmediatamente a los editores de censores; tenemos ya diez años de experiencia en el asunto) y que los lectores procuren ceñirse al tema que preocupa a esta web. Para citas, referencias, notas y demás sobre el IPCC y sobre calentamientos o cambios climáticos, ya existen miles de páginas web, donde explayar las obvias diferencias de criterio que siguen existiendo en la comunidad científica. No objeto que, si en algún caso los problemas energéticos tuviesen relación con el problema (o no) climático), se insertasen en esta página y serían bienvenidos. Pero sobre todo por Plazaeme y para evitar que le tachen de “opinador profesional a sueldo”, algo que no creo que esté probado y que parece un insulto gratuito, aunque la frecuencia de sus intervenciones sobre el asunto del clima en este blog sobrepasan el mandato de “dar posada al peregrino” que este blog ofrece.

Para terminar, pondré un ejemplo del tipo de artículos y comentarios que me gustaría que este blog pudiese llegar a incluir. Es un artículo de Euan Mearns, antiguo editor de The Oil Drum, titulado “El declive productivo de la producción británica en el Mar del Norte

UK North Sea Oil Production Decline

Anda, sed buenos y centráos en las cosas que a este blog le preocupan, aunque a sus editores nos preocupen muchas otras, pero, disciplinados como somos, bien que nos abstenemos de traerlas a colación.

Es ese tu mejor golpe, Flanagan?

Image

 

La Energy Information Administration (IEA) de los EE. UU. publica su Annual Energy Outlook 2012 y en su página 3 publica el gráfico que traducimos al castellano, sobre su historia y previsiones hasta 2035, de la producción, consumo e importaciones o exportaciones de combustibles líquidos y de gas natural en el coloso estadounidense.

A la vista de lo anterior, considerando el amplio horizonte previsible y que se trata del país más desarrollado del mundo y con la mejor tecnología, ¿de dónde sale la especie de que EE. UU. se convertirá pronto en exportador de energía? ¿Es eso lo mejor que saben y van a poder hacer ellos, los que tienen una de las mayores reservas de esquistos del planeta, uno de los países con más infraestructuras ya desplegadas -carreteras asfaltadas por doquier, oleoductos y gasoductos- maquinaria sofisticada cercana, etc. etc.? Resulta que dentro de 22 años, todavía estarán importando petróleo y que no dispondrían hasta 2035 más que de un despreciable 5% de capacidad exportadora de gas para esas fechas, con lo que con ese porcentaje, no merecería la pena embarcarse siquiera en construir puertos de licuefacción para exportar el gas sobrante. ¿A qué sacar tanto pecho sobre suficiencia e independencia energética? ¿Qué tipo de analistas del mundo de la energía tenemos, si sus propias fuentes muestran tales miserias? Me siento, en tanto en cuanto miembro de ASPO, en estos tiempos en que tantos anuncian la muerte del cenit del petróleo, como el tipo duro de las películas de Hollywood, que aunque está siendo vapuleado y sangra hasta por la coronilla, todavía se permite decirle al torturador, con cierto sarcasmo: ¿Es ese tu mejor golpe, Flanagan?

EL CENIT DEL PETRÓLEO, SUS FORMAS Y LA RELACIÓN ENTRE ECONOMÍA Y ENERGÍA EN ASPO

 

 

Image

 

Estimados lectores:

En un foro de miembros de ASPO se ha desarrollado un hilo que comenzó analizando qué TRE sería la suficiente para según qué cosas y cómo enfocar los diferentes ámbitos de los gastos energéticos de entrada para el cálculo de la TRE. Como el asunto de la TRE se ha tratado más en nuestra web y ahora nuestro blog y como hablaré de este tipo de opiniones e intercambios más extensamente en el próximo capítulo 2 sobre “Lo prescindible”, esto queda de momento sin tratar.

De los análisis de la TRE se pasó también a analizar internamente la puesta en cuestión reciente del concepto mismo de cenit de petróleo (peak oil), que últimamente está siendo frecuentemente atacado en diversos medios, a propósito del aumento de aporte de petróleo y gas de esquistos principalmente en los EE. UU.  Estos curiosos ataques, de parte de medios que jamás habían mencionado el cenit del petróleo mundial hasta que han podido anunciar a bombo y platillo el entierro del concepto con toda la fanfarria posible, se enfocan generalmente al cenit del petróleo, indicando que no es o será tanto un cenit de la oferta, sino un cenit de la demanda, que algunos ya pronostican, sobre todo para el petróleo, que terminará de dar el ombligo de esta forma, como cuando el bebé viene de nalgas. Otra curiosa perspectiva ya que sería la primera vez en la historia de nuestra moderna civilización en la que disminuiríamos el consumo del combustible  más poderoso y versátil de nuestra civilización, sin que haya en el horizonte previsible otro de igual o superior calidad y volumen o flujo disponibles para reemplazarlo ventajosamente. Es decir, que parece que la fe en la tecnología y la mejora de la reducción de costes, podrían superar sin inconvenientes la vigente paradoja de Jevons de los últimos 150 años.

En ASPO varios miembros han comentado que ASPO ha hablado siempre de un cenit de producción o de flujos, no tanto de un cenit de oferta o demanda, que son términos más propios de la economía convencional.

Y de aquí, los debates se han derivado a la estrecha y compleja relación entre el mundo de la energía y el mundo de la economía.

Con el permiso de algunos de los autores de los correos intercambiados, reproduzco estos mensajes.

De los autores que no han dado expresamente su permiso, hago un resumen sin mencionarlos y evitando posibles referencias, de forma que el hilo adopte una mínima coherencia sobre lo que se está tratando.

::::::::::::::::::::::::::::::::::

2013.07.31. AAA

¿Alguien tiene idea de la TRE del gas de esquistos de EE. UU. o de las plantas nucleares de tipo PWR?

2013.08.01 BBB

Las primeras malas noticias de los yacimientos de esquistos estadounidenses comienzan a gotear :

http://www.telegraph.co.uk/finance/newsbysector/energy/oilandgas/10215535/Shell-profits-drop-on-shale-write-down-and-Nigerian-woes.html

Los beneficios de Shell caen por los ajustes a la baja de los esquistos y los contratiempos en Nigeria…Los costes de exploración se elevaron a 1.200 millones de dólares, incluyendo 600 millones de pozos secos.

2013.08.02 CCC contestando a AAA

 Los datos varían considerablemente. La energía nuclear dispone de TREs de menos de 1:1 hasta aproximadamente 100:1. El valor más probable, en mi modesta opinión, es por debajo de 10. Para el gas de esquisto, no hay muchas valoraciones, aparte de aproximaciones en bruto.  La TRE es una idea bonita, pero ponerla en práctica resulta difícil extraer datos fiables.

2013.08.14 DDD (en referencia a un antiguo comentario de Pedro Prieto sobre la relación entre la crisis de las renovables en España con la crisis financiera)

Sonrío por no haberme dado cuenta de que lo obvio estaba delante de mis narices.

Hablé con un amigo americano que tiene negocios en Barcelona. Tratamos de la energía en aquel país … y oh, sorpresa, me di cuenta de cómo podría documentarle rápidamente el serio declive financiero en tanto importador de energía. Fui a Mazama Science y le envié los datos.

Así que para Pedro decidí subir los datos ( de petróleo, gas, carbón, hidroeléctrica y nuclear) sobre España.

Sobre el hilo no se puede ser serio sobre las renovables en España, aquellos banqueros que están prestando a España montañas de dinero para importar su energía ¡estarán pronto en quiebra! Primero quebrará el reino, después comprarán toda la tierra y finalmente todo lo que posean los ciudadanos corrientes. Procedimiento bancario estándar “SOP”.

¿Por qué no me metí a banquero cuando era un quinceañero?

2013.08.14 Mike Haywood

“La mejor forma de robar un banco es poseerlo “…….William Black

Image

 

Image

 

2013.08.14 CCC

Cierto, todos los países no productores tienen un pequeño problema con el coste de las importaciones. Estoy escribiendo un documento sobre este asunto sobre Italia en una web.

Poniendo los datos resumidos para Italia:

Importaciones de combustibles fósiles en 2012: 66.000 millones de euros o alrededor del 4,5% del PIB

Balanza importaciones-exportaciones: 113.000 millones de euros (8,3% del PIB)

Aumento del coste de la importación de bienes debido al aumento de precios desde el 2000 hasta la actualidad: unos 70.000 millones de euros.

70.000 millones puede no parecer mucho en comparación con un PIB de 1,5 billones de euros. Pero hay que recordar que las posibilidades de ahogarse no dependen tanto de lo profundo que sea el mar. Es apenas una cuestión de los últimos centímetros.

2013.08.14 DDD

Mike: He aquí uno bueno

Image

 

2013.08.15 Pedro Prieto

DDD, muchas gracias por ilustrarme sobre las importaciones de energía en España. Después de más de 25 años dedicado a la energía, no había caído en la cuenta (;-)) de que mi país tiene que importar prácticamente el 100% del petróleo y el gas y que está caminando de importar el 66% del carbón y disponer de un 33% de lignitos pardos de baja calidad a importar en pocos años más, prácticamente el 100% del carbón de Sudáfrica y Australia (casi a la vuelta de la esquina).

De hecho, en 2012 ya gastamos más en importar energía (62.500 millones de euros) que lo que ingresamos por los 58 millones de turistas en el mismo periodo (55.700 millones de euros). Las importaciones de energía representan un 6,5% del PIB. Si, estamos condenados (Antonio Turiel estima que más allá de un 5% del PIB dedicado a energía, no hay posibilidad de crecer y no hay creación de empleo, los dos modernos mitos de la economía convencional. Nate Hagens también mencionó que tener que disponer más del 5% del PIB a la energía (de hecho una relación de 1 a 20), supone un punto crítico para una economía. Aún así, todavía tenemos un gobierno prometiendo un rápido retorno a la senda del crecimiento y luego yéndose a tomar unas bien ganadas vacaciones y unos líderes europeos diciendo que nuestro gobierno está haciendo un gran trabajo con los últimos ajustes. Por supuesto, también tenemos mucha gente que todavía los cree, que desea creerlos y que sueña con que un milagro todavía es posible

En cuanto a los banqueros, estoy con Mike y Nate en que el dinero es deuda y que el interés tiene que pagarse con más dinero/deuda y que se necesita crecimiento para pagar los intereses de la deuda; el problema de la reserva fraccional bancaria, la multiplicación del dinero hasta el infinito, et.

No sé cómo acabará exactamente España, pero se con seguridad que el crecimiento infinito va a acabar pronto y de mala manera; en España y en cualquier otro lugar. No me preocupa mucho quien será el primero de la lista. Mi preocupación es el colapso del modelo y el impacto que tendrá en tantas vidas. No recomendaría hacerse banquero en estos momentos. Puede ocurrir que las religiones vuelvan a sus principios originales sobre el dinero. Hay evidencias fuertes en el Islam y algunas incipientes en la Iglesia Católica que indican que la una nueva visión del dinero puede estar en consideración. Cito con frecuencia a Santo Tomás de Aquino, uno de los primeros teólogos biofísicos, cuando decía pecunia pecuniam parere  non potest (el dinero no puede parir dinero). Esta obviedad, para alguien que entienda los orígenes, el propósito inicial del dinero y los límites del mundo, era (aunque sea inconcebible hoy día para cualquiera) fue doctrina oficial de la Iglesia Católica hasta finales del siglo XVIII.

Hoy se aborrece de este principio como atrasado y opuesto al progreso y al desarrollo, la nueva religión. Los hechos  muestran que  esta doctrina fue la prevalente en la Edad Media. Y que la Edad Media tuvo, de hecho y durante siglos, un modelo de economía bastante estacionario.

Cualquiera que hoy se atreva a defender que el dinero debería ser sólo un mecanismo de intercambio de bienes y no una máquina de crear más y más dinero de la nada, será automáticamente considerado un pecador o un loco. Y será enfrentado a la siguiente tautología teológica: ¿qué interés podría haber en prestar sin interés? (aunque yo me pregunte: ¿y qué interés puede tener una madre en amamantar a su hijo o qué interés puede tener un anciano en plantar un árbol que sabe que jamás le dará sombra?)

Los nuevos creyentes esperan hoy como “natural” la tautología de que su dinero depositado en cuentas de ahorro rinda algún tipo de interés, aunque sepan perfectamente (y acepten como “natural”) que los banqueros presten con mucho más interés que el que ofrecen en las cuentas de ahorro.

Aquellos que cuestionen el sagrado principio de que “el dinero sí pare dinero”, serán tildados no sólo de locos, sino como mínimo de peligrosos y conflictivos, que deben ser perseguidos de forma similar a la que solía Torquemada con su Inquisición a las personas que prestaban con interés (¡con cualquier interés!), que entonces se llamaban usureros.

Probablemente al acercarnos al cenit en el préstamos de dinero y a la creación de más dinero (de dinero) no sea una idea muy buena intentar hacerse banquero.

2013.08.15 Mike Haywood

Un comentario brillante, Pedro, gracias.

Como dices, dinero es deuda y se crea de la nada, en el momento en que los bancos comerciales dan los préstamos. Es muy importante que se entienda que lo contrario es también cierto. El dinero se destruye cuando las deudas se devuelven y que los impagados de una deuda también destruyen dinero. Esto tiene unas implicaciones tremendas cuando los países soberanos entran en default cuando lo hacen las compañías o las hipotecas de particulares o incluso cuando los estudiantes dejan de pagar sus deudas. Las repercusiones podrían ser cataclísmicas y es por ello por lo que los bancos centrales intentan desesperadamente evitar los impagos mediante la adopción de la política del  “demasiado grande para quebrar”, respecto de los bancos comerciales. El sistema se balancea en el precipicio y el momento o desencadenante crítico bien podría ser el precio del petróleo, como sucedió en 2008, cuando implotó la burbuja de la deuda de las subprime. A medida que se expurga en la montaña de la deuda, la confianza se evapora con rapidez, la venta flamígera de activos se acelera y la serpiente comienza a comerse su propia cola.

Muy pocos economistas previeron la crisis del 2008, así como otros “masters del universo” como los banqueros centrales….

Janet Yellen sobre la crisis financiera de 2008: “No vi venir nada hasta que sucedió”

http://www.zerohedge.com/news/2013-08-14/janet-yellen-financial-crisis-i-didn’t-see-any-coming-until-it-happened

2013.08.16 EEE

Hola Mike. Cuando estudié economía, la “deuda” y el “dinero que sale de la nada” eran cosas muy diferentes. Quizá estés mezclando el discurso en exceso. Pero este es un foro de discusión sobre el cenit del petróleo

2013.08.16 Nate Hagens

EEE:

Los textos de economía están equivocados. Este es el problema en parte, porque la mayoría de los que toman las decisiones piensan como tu. No es un problema suyo, porque dichas teorías “pareció” que funcionaron durante bastante tiempo. Tampoco es como dice Mike. La reserva fraccional, etc. no es tampoco la verdadera historia. Durante un cierto tiempo, la deuda sale realmente de la nada. Todo lo que se necesita es un capital de primer nivel y un prestatario que “merezca el crédito”. El 97% de nuestro dinero entró en el sistema de esta forma, proveniente de bancos privados. Se hizo necesario porque había escasez de dinero y exceso de recursos y oportunidades. El motivo de que esto ya no sea el caso es por la productividad de la deuda (cuánto PIB/rendimiento de cada dólar de deuda) ha caído de forma aguda en los últimos 50 años. Esto no se enseña en los libros; la teoría económica trata a la deuda como una transacción natural entre el prestamista y el prestatario quienes eligen consumir en momentos diferentes. Esto es falso porque a) los recursos son finitos y b) la productividad por debajo de 1 es insostenible (y estamos cercanos a cero en la OCDE)

“Pero este es un foro sobre el cenit del petróleo”

No se puede prever (nunca más) la producción de petróleo ni remotamente sin predecir la creación de deuda (crédito). Es parte del problema con todas esas organizaciones y foros, etc. El cenit del petróleo VA a acabar coincidiendo con el cenit de la demanda, que es el vector de asequibilidad y de (in)capacidad para prestar más.

2013.08.16. Mike Haywood

Un texto excelente, Nate. Justo al tema. 

Dices…” No se puede prever (nunca más) la producción de petróleo ni remotamente sin predecir la creación de deuda (crédito)”

Ambos son inseparables y están unidos. Por tanto si nosotros (el grupo del cenit del petróleo) queremos discutir prioridades y soluciones tenemos que intentar entender como la deuda influye en la forma en que pensamos, desde la cuna hasta la tumba, individualmente y como especie. No es tarea fácil, es un asunto complejo. El reciente comentario de Pedro ha resaltado cómo algunos pensadores religiosos de la antigüedad se tomaron en serio este asunto. La deuda nos permite pagar, fundamentalmente, nuestros excesos actuales a base de robárselos al futuro…nuestro futuro y el de las generaciones venideras. ¿Puede sostenerse esto a perpetuidad? Todavía me tienen que persuadir de que es posible, pero el paradigma económico occidental predica que si.

2013.08.16 Mike Haywood

Hola EEE, 

 

He aquí algunas citas relevantes:

Cuando los banqueros extienden créditos a sus clientes CREAN dinero al depositarlo en sus cuentas”….Sir Mervyn King, Gobernador del Banco de Inglaterra, en un discurso a la Cámara de Comercio de Gales del Sur en el Millenium Center de Cardiff, en 23 de octubre de 2012

Si no hubiese deudas en nuestro sistema monetario, no habría dinero alguno”… Marriner Eccles, séptimo director de la Reserva Federal de los EE. UU. desde 1934 a 1948

Los banqueros poseen la Tierra; quítasela, pero déjales con el poder de crear crédito; y así, de un plumazo, crearán dinero suficiente para volver a comprarlo de nuevo…si desean ser esclavos de los banqueros y pagar el coste de su propia esclavitud, dejen entonces a los banqueros controlar el dinero y el crédito”… Sir Josiah Stamp, Director del Banco de Inglaterra, 1940.

Los bancos prestan creando el crédito. Crean los medios de pago de la nada”…Ralph M. Hawtrey, Secretario del Tesoro Británico

El sistema bancario moderno fabrica el dinero de la nada. El proceso es probablemente el mejor truco de prestidigitación jamás inventado” Alcalde L .L. B. ANGUS

2013.08.17. Mike Haywood

Nate, dices bien…”…” No se puede prever (nunca más) la producción de petróleo ni remotamente sin predecir la creación de deuda (crédito)”. En apoyo de lo anterior, he aquí un extracto del blog de Charles Hugh Smith de ayer, que explica la situación en un lenguaje no técnico, acerca de la influencia que la deuda tiene sobre la actividad política y económica

 “……..digamos que tres comerciantes entran en una gran feria comercial en busca de bienes que vender en cualquier sitio a cambio de un beneficio.  Esto es, después de todo, el propósito de la feria: permitir a los compradores y vendedores beneficiarse mutuamente.

Un comerciante elige el clásico método de hacer el trato mediante las cartas de crédito: compra y vende durante la feria intercambiando cartas de crédito que se liquidan al final de la feria mediante  el balance que resulte en forma de oro o plata. En definitiva, la capacidad de compra del comerciante está limitada por la cantidad de oro o plata (esto es, dinero real) que posea.

 El Segundo comerciante tiene acceso a un crédito apalancado, lo que significa que ha tomado prestadas 100 unidades de oro con 10 unidades de oro y la promesa del pago del interés sobre las 90 unidades tomadas en préstamo. Este comerciante puede comprar diez veces más bienes que el comerciante primero y por tanto obtiene diez veces más beneficio. Después de pagar el 10% de interés, el segundo comerciante todavía recoge nueve veces más beneficios basado en esta forma de expansión del crédito contra los recursos.

La impresión de papel moneda es una forma todavía más asombrosa de cortocircuitar la reclamación sobre los recursos del mundo real. El comerciante número 3 se trae una imprenta a la feria con la que imprimir “dinero”, que es intercambiable por recursos. El papel  no tiene un valor intrínseco, pero si los vendedores lo captan por el valor que dice tener entonces pueden cambiar recursos reales por lo que dice su valor facial.

No hace falta decir que aquellos con acceso al crédito apalancado y a la edición de dinero fiat tienen el poder para exigir los recursos sin haber producido realmente nada de valor o de haber ganado ninguna forma tangible de riqueza. Aquellos que poseen el poder político y la riqueza tienen el monopolio natural de la emisión de crédito y de papel moneda, puesto que ello permite la adquisición de riqueza real sin tener que producirla realmente o ganar la riqueza equivalente. El sistema es inestable intrínsecamente, puesto que las reclamaciones financieras de crédito y de dinero fiat en un mundo real de recursos limitados, generalmente exceden con mucho los recursos del mundo real y el sistema de reivindicación de valor se desmorona. Aunque este estado final de cosas puede predecirse con facilidad, el momento real de colapso no se puede predecir, puesto que los que mantienen el poder tienen una gran variedad de caminos para enmascarar su expropiación y mantener el juego en marcha.”

Image

 

2013.08.17 Nate Hagens.

Mike:

Hemos llegado lejos de los sistemas solares fotovoltaicos en España en este hilo (así comenzaron los intercambios, n. del t.). no soy tan determinista como tu sobre el “colapso del sistema monetario”. Ciertamente, se acabó el crecimiento; me equivoqué hace un par de años al respecto, porque no esperaba que las deudas soberanas se financiasen a sí misma de forma tan eficiente, pero continúan haciéndolo y la mayoría está contenta con que esto siga así. La Reserva Federal (el FED) posee el 30% del papel de nuestro Gobierno y esto va aumentando a un 1/2% mensual. Como he dicho antes, fuimos de un declive en la productividad de la deuda a un mayor declive de la productividad de la deuda y a un declive de la productividad del banco central (en la que ahora estamos) y mantenemos el grifo abierto mediante una disminución de la igualdad (aumentando el coeficiente de GINI) y gobernando y definiendo los cambios (reduciendo la confianza en los gobiernos, etc.)

También señalar que durante la mayor parte de los últimos 150 años hemso tenido una ESCASEZ de dinero, frente a los recursos/tierras/oportunidades.  Así que diseñando el sistema monetario como lo hicimos, tenía sentido para abrir el grifo tanto como fuese posible. El problema es que la naturaleza de vaivén del dinero y la energía se cruzaron en un punto de inflexion en los años 70 y no hubo nadie que lo comprobase. Ahora resulta que no tenemos dinero suficiente (para mantener la economía en crecimiento) y para mantener el grifo abierto tenemos que añadir más y más exigencias de dinero y triquiñuelas. Pero mediante algunas bancarrotas, otro poco de inflación y algo de nacionalización se puede evitar el colapso monetario durante bastante tiempo (diría que en un 80%). Perderemos libertades y gente, será desagradable y podemos llegar a elegir demagogos, pero el papel moneda seguirá manteniendo su valor de cambio. Es un gran problema para la blogosfera  el trazado de este futuro, demasiado determinístico y poco “probabilistico”. Se abren muchas opciones frente a nosotros, en este insolvente sistema de papel, pero en un sistema físico (en los EE. UU.) donde todavía consumimos energía de manera exosomática cien veces más que la energía endosomática que necesitamos.

En cualquier caso, frente a lo que venga después, SIEMPRE tendremos dinero, pero quizás unos lazos más estrechos en nuestro balance de recursos. Incluso el oro y la plata son simples marcadores del capital real, aunque al menos existe un pequeño vínculo con el capital natural, en el que se requiere energía, tierra y trabajo para extraer los metales preciosos.

2013.08.17 BBB

Nate, dices que no eres determinista respecto del “colapso del sistema monetario”. Estaría de acuerdo en que las cosas parecen colapsar bastante más lentamente de lo que esperaba. Pero ¿crees que hay algún peligro de un colapso repentino e inesperado como se predice aquí?

http://energyskeptic.com/2013/ugo-bardi-quite-likely-well-have-a-fast-collapse-a-seneca-cliff/

Es bastante probable que tengamos un colapso rápido, un precipicio de Séneca”

Lo veo bastante posible, una vez que  resulte obvio que la producción mundial de petróleo está en declive; algunas naciones comenzarán a entrar en pánico. Exigirán que sus gobiernos comiencen a “administrar” su petróleo. Es una forma agradable de decir “acaparamiento”. Y entonces el cielo se desplomará. En vez de un declive gradual de la producción petrolífera veremos una caída repentina que podría tener resultados catastróficos.

Si fuésemos una sociedad razonable, una virtud de la que raras veces se nos acusa, estaríamos ya administrando nuestros recursos de petróleo y gas” – M. King Hubbert

2013.08.17. Nate Hagens

Desde luego. Existe todo tipo de riesgos. Pero el colapso del Business as Usual y el cómo se organicen las cosas no significa necesariamente un colapso de la civilización, de los ecosistemas, etc. Creo mucho más probable (≈30-40%) una depresión mundial en la que el petróleo baja a ≈20-50$, que la mayor parte de la industria petrolífera se nacionaliza y que muchísima gente se empobrece. Queda mucho petróleo para una década o más, por el nivel de demanda. Pero esa etapa no se alcanza hasta que el crédito deja de crecer. Una caída repentina de la producción de petróleo ES POSIBLE en mi opinión, pero será dirigida por el crédito, no por la geología. Si este escenario llega a suceder, nuestros problemas no serán probablemente nunca reconocidos como basados en el agotamiento  de los recursos o la energía, sino que se culpará a los políticos, a los banqueros, etc.

2013.08.17 Mike Haywood.

BBB…esta es una pregunta interesante, porque casi nunca se ha discutido en los principales medios, a pesar de que el sistema financiero global estuvo a 4 horas de un colapso catastrófico en Octubre de 2008. He aquí el único artículo, escrito en 2009, que trata de la rápida reacción en cadena que pudo prevenirse (y en mi opinión, solo demorarse)

http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=newsarchive&sid=aMfETcYI2t7Y

No veo la razón por la que esto no pueda volver a suceder. Poco ha cambiado.

2013.08.17. BBB

No se, no se…pero me preocupa bastante. ¿Cuánto de frágil es la economía mundial? ¿Existe algún punto de ruptura, algo que pueda disparar una avalancha de colapsos económicos en todo el mundo?

Por ejemplo, algunos países muy poblados dependen casi exclusivamente de los combustibles fósiles importados, como Japón, Corea dl Sur, Taiwán y algunos otros. La mayoría de estos países importan más de la mitad de sus alimentos. Casi todos los países de la Tierra dependen, de una u otra forma, de importaciones de otros países. En efecto, la globalización ha creado una economía mundial.

El colapso de una única economía como, por ejemplo, la de China podría arrancar una caída de tipo de fichas de dominó. ¿Es esto posible? Si lo es, como sería?

2013.08.17. Mike Haywood.

Aquí hay una información gráfica que muestra la increíble maraña de interdependencias de las instituciones financieras globales. Se reaseguran entre ellas. Hay todavía unos 700 billones de dólares de derivados, 90% de ellos que se comercian “sobre el contador” (over the counter) con muy poca regulación o transparencia. ¿Cómo es esto de flexible?

2013.08.17. Nate Hagens

@Mike – pero los 700 billones y algunas citas de trillones, no son exigencias reales sobre activos, sino ajustes financieros con gran valor que representan muy poco riesgo. Sobre una hipotética tasa de interés (swap) entre Goldman y Morgan se cerraría en 30-40.000 de beneficio o pérdida, por ejemplo. Las exigencias reales sobre los recursos naturales actuales o futuros son todavía grandes, en el rango de 270 billones, frente a los 50 billones del PIB (mundial), pero los 700 billones no son una cifra útil o relevante.

@ BBB – si, has tocado el punto de la reglobalización. Contrariamente a los sistemas monetarios y sociales del pasado, ahora tenemos fundamentalmente una economía mundial, con más personas y mayor nivel de vida y una complejidad mucho mayor en las cadenas de suministro. El comercio es ahora un factor tan importante como el crédito o el petróleo que lo hacen posible. En el siglo XXI tenemos desde luego muchos limitadores de Liebig[1]

Al final vamos hacia un mundo con menos. Si gastamos mucho tiempo discutiendo los detalles o las posibilidades de “un poco menos” o de “mucho menos” o “casi todo”, seguramente no estaremos utilizando nuestro tiempo juiciosamente.

2013.08.17. Pedro Prieto

Estimados:

Tampoco yo se si existirá un punto de ruptura de la economía hasta el colapso. Nos encontramos aquí un selecto grupo de personas, en su mayoría de países desarrollados, especulando sobre cómo podría colapsar la economía mundial y en una búsqueda preocupada de indicios o pruebas de ello.

España, fue aquí mencionada como el primer país en la lista. Sin embargo, estos días, tanto España como Italia están rompiendo récords en la llegada a sus costas de miles de inmigrantes desesperados desde África, cruzando el Estrecho de Gibraltar o el Mediterráneo en pateras miserables y pagando por anticipado a las mafias que los transportan uno o dos años de lo que esperan ganar…¡en la España en bancarrota! Mientras tanto, parece que en los EE. UU., una economía mucho más poderosa, la inmigración desde México ha caído casi a cero

http://www.nationaljournal.com/thenextamerica/immigration/net-immigration-from-mexico-falls-to-zero-possibly-less-20120423

Ello, a pesar de que México  tiene una balanza de exportaciones energéticas en deterioro. Su producción de crudo en los últimos 8 años ha caído en 235.000 barriles diarios, lo que supone una reducción de los ingresos de unos 22.000 millones de dólares anuales, debido a los agotamientos de los yacimientos. El agotamiento de la producción de gas, representó unas pérdidas de más de 12.000 millones de dólares en los últimos nueve años. A este ritmo, los activos de PEMEX valdrán menos que sus pasivos en 2014 y en 2018 la balanza arrojará un impacto negativo de 24.000 millones de dólares, según las declaraciones del Secretario de Energía mexicano, Coldwell.

http://www.criteriohidalgo.com/notas.asp?id=185762

Quizá sea por esto por lo que se ha convertido en otro país profundamente enamorado del combustible no convencional (aguas ultraprofundas, esquistos, intensificación de explotación de campos maduros y Chicontepec). Para embarcarse en esta última ilusión energética, de la que esperan obtener  en fecha indeterminada unos 3 millones de barriles diarios (Mbpd) de petróleo y unos 8.000 millones de pies cúbicos diarios (Bcf/d) de gas. Esto, frente a la producción actual de 2,9 Mbpd de petróleo y 5,6 Bcf/d es más o menos quedarse como están en producción de petróleo y aumentar la de gas en un 42%. En 2025 esperan alcanzar con estas nuevas inversiones en no convencional unos 3,5 Mbpd de petróleo y 10 Bcf/d de gas. Desde luego, para alcanzar estos objetivos, admiten que tienen que vender antes sus almas (p.e. privatizando la joya de la República, PEMEX y empezando a comprar por adelantado tecnología y know-how extranjero) y después, comprobar si esas previsiones resultaron ciertas, sin por supuesto garantías de ningún tipo de los oferentes de tecnología y know-how de que los objetivos de estos supuestos milagros productivos se vayan a cumplir.

¿Quién entiende esto?

En mi opinión, el mundo ya está bastante colapsado, pero en algunos círculos selectos del Primer Mundo quizá no nos hemos dado cuenta todavía. Nigeria es un país altamente poblado (160 Millones de habitantes) y exporta unos 2,4 Mbpd de petróleo y unos 4,2 Bcf/d de gas y su consumo interno es prácticamente despreciable por desconocido o se utiliza principalmente para mantener la infraestructura energética y bombear esa riqueza  al exterior. Sus habitantes tienen que pagar le litro de keroseno para cocinar a precios altos, mientras oyen rugir los oleoductos por encima de sus chabolas hacia el extranjero y el delta del Niger queda altamente contaminado.

Egipto, un país de 82 millones de habitantes, era exportador de petróleo hasta 2010 y ahora lo tiene que importar. En cuanto al gas, con una producción plana desde 2010 y un aumento del consumo interno, iba de cabeza al cese de sus exportaciones hacia el 2015, si no hubiese sido por la nivelación también de su consumo interno y muy probable colapso de consumo este año por los problemas. Como todo el mundo ve, Egipto está implosionando estos días, aunque en nuestros selectos círculos la preocupación sea la falta de seguridad del suministro de los flujos energéticos que atraviesan el Canal de Suez hacia nuestros hogares.

El cenit de la producción global de la extracción de petróleo y gas, determinado por la geología y la tecnología es el principal trabajo de ASPO y con seguridad se verá influenciado (y estará interrelacionado) por y con la economía global. Pero como dije en algún otro momento, cuando el cenit del petróleo se define como cenit de la producción (y no de la oferta y la demanda), son las curvas de linearización o las curvas de descremado las que advierten, con  mayor o menor precisión, de la futura llegada a un cenit; son factores geológicos y tecnológicos bien conocidos, los uqe Jean Laherrere denomina “ciclos”. Ver su CLARMIX. Previsiones resumidas de la producción mundial de petróleo y gas entre 1900 y 2100:

  • El primero son las exploraciones en superficie basadas en filtraciones y anticlinales en superficie.
  • El segundo, después de la Segunda Guerra Mundial, se basa en exploraciones con curvas sísmicas que muestran anticlinales enterrados.
  • El tercero desde 1990 es la exploración de aguas profundas y yacimientos en el pre-sal.

Resulta todavía incierto, sobre las ya inciertas bases de datos como las de Scout y otras, si llegará a haber un cuarto ciclo con el Fracking y con qué profundidad y duración, qué flujos y qué energía neta final podría aportar

Ciertamente, la economía podría de hecho retrasar o incluso diluir el cenit de la producción mundial de petróleo, aunque como se ha dicho, ni la oferta ni la demanda son medibles por sí mismas, salvo en casos muy concretos. Si los geólogos, físicos o ingenieros del petróleo y del gas entran en este campo de batalla económico, en ese campo minado por los propios economistas convencionales, como muchos economistas retan a ASPO a que lo haga, se trataría de una batalla perdida de antemano, dadas las incertidumbres aún mucho mayores que las ya admitidas por la geología y la tecnología. Aunque siempre un buen conocimiento de la economía (real) ofreczca una visión más completa de las cosas.

Pero la economía no es el único factor sobre el terreno (above ground). Los factores sociopolíticos y militares (las guerras por los recursos) podrían afectar bastante al cenit, como hemos visto, especialmente en las últimas cinco décadas, principalmente en Oriente Medio.

Primero, el embargo petrolífero árabe de los setenta, el único que ha sido capaz de curvar de forma apreciable la curva siempre ascendente de la producción y el consumo mundial; después la guerra de Irak e Irán con las destrucciones de Khorramsar y Abadán o Basora y Umm Qasr de 1980; la posterior falta de gestión adecuada de los yacimientos petrolíferos de Irak, debido al bloqueo (1986-2003 por lo menos) y después los sabotajes a la infraestructura; el colapso de la antigua Unión Soviética; los incendios de los yacimientos kuwaitíes en 1991; las graves interrupciones del petróleo libio desde 2011; la guerra civil de Sudán y posterior partición del país. Ahora Siria y el gran premio de Irán, con las actuales sanciones y posible invasión, si es que llega a tener lugar, con un impacto potencial enorme sobre la producción de petróleo y gas iraní y lo que es mucho peor, de la mayor parte del tráfico de combustible a través del Estrecho de Ormuz y de sus producciones vecinales, si los iraníes llegan a tener alguna capacidad de respuesta. Por no hablar de Venezuela y su reciente ascenso a los grandes países con reservas, al tiempo que se le etiqueta como país canalla (el mapa de los productores de petróleo se va solapando cada vez más con el mapa del terrorismo, visto desde los países occidentales).

ASPO podría también especular sobre el retraso del cenit de la producción mundial de petróleo debido a hechos económicos o sociopolíticos y militares, pero me temo que eso iría más allá de su ámbito. Sin embargo, las discusiones en este foro me parecen muy productivas.

2013.08.17. FFF

¿No sería el colapso financiero un colapso de confianza, de forma que los nuevos créditos resultasen más difíciles o incluso imposibles de conseguir?

Toda la infraestructura física (medios de producción) y toda la educación y experiencia de trabajo seguiría en pie.

2013.08.17. EEE

Estimado Nate,

Es precisamente preguntándose y poniendo en cuestión el conocimiento común o estándar como la ciencia sale adelante en muchos casos. No tengo nada en contra de que se cuestione la economía, un campo que ciertamente tiene muchos huecos que rellenar. Pero al hacerlo, sólo cuando se proponen alternativas se puede tener éxito. Y no las has propuesto. Pones en cuestión todo el campo de la Economía sin ofrecer modelos útiles que la reemplacen. Utilizas una definición ambigua de dinero de la que no se puede extraer una medida objetiva. Rechazas de forma tácita la existencia de dinero “de fuera” (outside money), incluso aunque economías han funcionado en el pasado sin dinero “de dentro” (inside money). Y ahora veo con pesar que saltaste al vagón del “cenit de la demanda”, sin detenerte a explicar cómo la curva de demanda puede tener a la vez una pendiente negativa y una positiva (primera derivada)

Sin ofrecer alternativas adecuadas, esta discussion llega rápidamente a un punto muerto y empieza a ser otra cosa.

2013.08.18. Charles Hall

EEE,

Nosotros  (Hall, K. y otros hemos empujado la economía biofísica como la alternativa necesaria….

2013.08.18. Mike Haywood.

EEE, 

Ejemplos de sistemas consensuados de dinero “de fuera” (outside money)[2] son numerosos en el comercio. Los estudiantes intercambian cromos de fútbol con diferentes valores. Los cigarrillos que utilizaban en los campos los prisioneros de guerra, los tragos de ron en la Armada Británica. La talla de marfil en las colonias de prisioneros australianas

http://en.wikipedia.org/wiki/Commodity_money

Sin embargo, los gobiernos de sociedades avanzadas se han opuesto y siempre se opondrán a los sistemas de dinero consensuado (que están separados de la oferta legal) si llegan a ser demasiado populares. No pueden supervisarlos y les resultan inútiles como vehículo para los impuestos que se exigen para hacer funcionar un Estado. ¿Ves algún Estado que anime al uso de dinero “de fuera” en el actual sistema global?

2013.08.18. Mike Haywood.

 Esto es muy interesante. Has explorado en qué formas puede ser puesto en marcha? ¿Existen algunas referencias no técnicas que expliquen los principios y la práctica?

 2013.08.18. CCC

 Mike, 

Charles se refiere aquí a su libro “Energy and the Wealth of Nations: Understanding the Biophysical Economy”, by Charles A.S. Hall and Kent A. Klitgaard (2012), Springer, 407 pp., ISBN 978-1-4419-9397-7

Sobre el asunto del dinero y la deuda, puede resultar interesante este documento de Richard Douthwaite:
http://fleeingvesuvius.org/2011/08/04/the-supply-of-money-in-an-energy-scarce-world/

Así como otras referencias en el libro “Fleeing the Vesuvius” ( un título muy de Cassandra si alguna vez hubo alguno). Douthwaite parece proponer aquí el fin del dinero basado en la deuda.

Por tanto, el dinero como deuda (o crédito) va a permanecer entre nosotros mientras podamos evitar la vuelta a la Garganta de Olduvai.

2013.08.18. Mike Haywood.

CCC, gracias por estas excelentes referencias.

Estoy de acuerdo con tu afirmación “Mi impresión personal es que esta visión está sencillamente equivocada. El dinero ES deuda (o si se desea y visto desde el otro lado, crédito”, aunque si se aplica un interés, entonces se crea un nuevo paradigma.

Cuando dices que “Por tanto, el dinero como deuda (o crédito) va a permanecer entre nosotros mientras podamos evitar la vuelta a la Garganta de Olduvai”, de nuevo estoy de acuerdo con cierta tristeza ¿No sería una sociedad global sin dinero, una sociedad basada en la comprensión y entregada a la confianza mutua una solución utópica? Este podría ser el siguiente paso de la evolución de la conciencia humana, más que el retorno a la Garganta de Olduvai. Este era el mensaje sencillo y poderoso de un carpintero judío de hace 2000 años. Simple, aunque imposible de aplicar incluso para mí. Al final resulta que la confianza debería darse incondicionalmente, sin sopesar el riesgo. Esto es análogo a los 10 billones de células del cuerpo humano, que trabajan de forma cooperativa para el beneficio de la totalidad. Por cierto, soy un ateo indeciso y por tanto, no tengo intereses religiosos

 

[1] Nota del traductor. La Ley del Mínimo de Liebig, a menudo llamada simplemente Ley de Liebig o Ley del Mínimo, es un principio desarrollado en la ciencia agrícola  por Carl Sprengel (1828) y más tarde popularizado por Justus von Liebig. Afirma que el crecimiento no es controlado por el monto total de los recursos disponibles, sino por el recurso más escaso.

[2] Outside money es un término referido al dinero que no es un pasivo para nadie de “dentro de la economía”. Existe en las economías que tienen cantidades positivas netas. Los ejemplos son el oro o activos denominados en divisas extranjeras o respaldadas por deuda extranjera, tales como efectivo en divisas, acciones o bonos. Tìpicamente, la economía privada se considera como la “de dentro” (inside Money), por lo que el dinero imprimido por el gobierno es también “outside Money” o dinero “de fuera”

 

 

 

 

 

 

Presentación del libro ‘El fin de la era petrolera. Los últimos días de la sociedad de la abundancia’

Estimados todos:

 

 

Me complace informar que el próximo 18 de julio a las 19.30 horas, tendrá lugar la presentación del libro En la Librería Asociativa La Marabunta (C/ Torrecilla del Leal 32, Lavapiés, Madrid).

 

 

Su autor, que estos días visita España, es el Profesor Vladimir López Arismendi. López Arismendi es docente actualmente en el Postgrado de Gestión de Investigación y Desarrollo en la Universidad Central de Venezuela, en la Maestría de Geopolítica de los Hidrocarburos en la Universidad Bolivariana de Venezuela y en el Instituto de Altos Estudios Internacionales Pedro Gual. Habiendo sido investigador y consultor para diversas instituciones públicas y privadas en Venezuela. Actualmente asesora a instituciones como la UNASUR, Instituto Geográfico de Venezuela y es Vice-Presidente del Centro Latinoamericano y Caribeño de Estudios Energéticos y Ambientales desde donde proyecta su trabajo de investigación hacia diversos países europeos y americanos.

Su formación académica se ha desarrollado en Londres, Suiza y Venezuela en instituciones tales como La Universidad Westminster, el Instituto Federal Tecnologico en Lausanne, La Universidad Central de Venezuela y Metropolitana.

 

 

El libro “El Fin de la Era Petrolera. Los últimos días de la sociedad de la abundancia” es producto de dos años de investigación que hace un análisis de la crisis estructural que vive la economía mundial adscribiéndola a la crisis energética producto del agotamiento acelerado del petróleo, la disminución de su calidad energética y la imposibilidad de sustituirlo como principal fuente de energía en la primera parte del siglo XXI sin amenazar el modelo económico y social de nuestra era.

El texto publicado en junio del año 2013 toma como referencia diversos marcos teóricos tales como la bioeconomía, la termoeconomía, el pico petrolero, la economía de la energía y desarrolla interesantes análisis energéticos, geopolíticos y económicos tomando como referencia las fuentes oficiales de mayor prestigio tales como la Agencia Internacional de la Energía, La OPEP, estudios de las principales transnacionales petroleras mundiales para desde sus datos describir el profundo impacto que tendrán los procesos de transición energética en marcha, y valorando a tal efecto cual sería el escenario tanto en países consumidores desarrollados como en países productores en vías de desarrollo del fin de la era petrolera.

La investigación también atiende elementos cruciales en éste procesos como el crecimiento de la economía china, el impacto del cambio climático, las estrategias de transición energética, los planteamientos del ecologismo a partir de los aportes de algunos de los más relevantes autores tales como Charles Hall, Cuttler Cleveland, H.T Odum, Geogescu Roegen, Daniel Yergin y muchos otros para construir desde esta perspectiva el escenario crítico que ya sacude a las principales economías y sociedades del mundo.

 

 

Aprovechando la visita de este experto, Jorge Riechmann, profesor titular de la UAM y militante de Izquierda Anticapitalista y Ecologistas en Acción, ha organizado un debate posterior sobre la sociedad post-petróleo, en el que también participaré, con mucho gusto.

 

 

Os esperamos.

 

 

Pedro Prieto

 

La revolución más importante (que tampoco quieren televisar)

Ante el debate que ha despertado el artículo de Moises Naim titulado “La revolución más importante“, creo que hay que dar la debida contestación a estos puntos expresados por este pájaro que fue ministro de Industria y Energía de un presidente venezolano muy golfo, Carlos Andrés Pérez y que por haber sido obediente, tiene ahora gran predicamento en las páginas del diario del grupo Prisa. Vamos a ello.

Sin duda en el mundo de la energía hay cambios telúricos. Por eso Occidente está tan preocupado, aunque no de la impresión.  Mis comentarios a los puntos de Naim siguen a continuación.

 
1. Lógico y cierto. Hay que especificar que se refiere al conjunto de la energía primaria y que China son 1.300 millones y EE. UU. 300 millones. Así que todavía el consumo per capita (que nunca quiere reflejar Occidente) es aún 4-5 veces mayor en EE. UU. que en China, pero hace 10 años, es cierto que la relación era de 15 a 1 y eso es lo que preocupa a los EE. UU. Si el resto del mundo se muere de asco, eso no es noticia. Cuando se acercan o intentan acercarse a nuestros niveles, esa es la noticia, porque amenazan nuestra glotonería energética. Noticia cínica donde las haya, porque es una prueba indirecta y nunca admitida por el “establishment” que tanta cancha da a Moises Naim, de que no hay energía para todos a nuestro nivel.
 
2. La mierda del gas de esquisto. Eso está reventando. Es una huida hacia adelante. EE. UU. ya tenía casi autosuficiencia de gas. ¿Donde está la revolución en este gráfico de la AIE que colocó hace poco muy oportunamente Antonio Turiel en su blog Crash Oil (cinismo en la era del declive)?
 
o dónde se ve en este otro, que he compuesto con datos oficiales de los que ofrece la propia AIE -que fue la primera propagadora del mito de los EE. UU. como futuro gran exportador mundial, que corrió como la pólvora por los descerebrados y segudistas medios de difusión sin analizar un carajo- para la producción futura de petróleo de esquistos) y British Petroleum (para el consumo de petróleo) que EE. UU. vaya a ser el principal exportador de “energía” del mundo en 2020 base al gas y petróleo de esquistos?
 
Imágenes integradas 1
 
Es curioso como se verifica aquí el refrán del ciego “Decía el ciego que veía y era de las ganas que tenía”. El que no se consuela es porque no quiere.
 
3. La promesa americana. Dado que el papel lo aguanta todo, la AIE ha decidido, hace ya dos o tres años, considerar las arenas asfálticas de Canadá y los esquistos de Venezuela, como “reservas probadas”, una golfería que no resistiría una mínima auditoria energética seria, pero así son; son los dueños del chiringuito. Allá ellos, aunque sus decisiones nos arrastrarán a todos. Con eso y si encima quieres sumar las Vacas Muertas argentinas o los petróleos en aguas ultraprofundas de Brasil (más de 6.000 metros), está claro que pueden presumir de lo que quieran. Es curioso que nunca hablen de los agotamientos terminales de los grandes yacimientos de México, Argentina, EE. UU. o Venezuela de sus propios recursos de calidad (reservas probadas) y ahora hablen de lo bien que se va a dar en el futuro la “rebusca” de la mierda energética restante; es como alegrarse de las muchas aceitunas que hay en el suelo para el futuro e ignorar que ya ha pasado el señorito con sus vareadores y recogido la cosecha principal de los árboles. Estamos ante un problema de flujos máximos de extracción, no de teorías de reservas, que son más bien recursos y por tanto, que son más bien entelequias.
 
4. Y también África, cómo no. Aquí nadie se pregunta como le va a Obiang con sus crímenes y corruptelas favorecidas por sus amigotes occidentales; nadie se pregunta como es posible que las multinacionales sigan operando en Nigeria, un país con más de 100 millones de personas en la más absoluta miseria y con el delta del Niger destrozado ambientalmente. Nadie se pregunta por qué no se habla de Argelia, en franco declive, o Libia, explotada y masacrada su población y también en declive. O de la bomba de tiempo de Egipto, que ha pasado de ser exportador a importador de petróleo y que no puede pagar la energía que ahora tiene que importar (y carece de las divisas que antes conseguía por las exportaciones) y tiene que elegir entre comprar trigo o comprar energía y no va a tener dinero ni para lo uno, ni para lo otro. Tampoco nadie hace balance de “las gallinas que entran por las que salen” (¿Cuánto han aumentado los nuevos productores y cuánto están cayendo los antiguos productores de calidad?) Aquí todo es alegría.
 
5. Otra forma de vender una locomotora y de darle la vuelta al argumento o retorcerlo. La noticia trata de hacer ver que aquí funciona la “libre competencia en el mercado” y que las malas 7 hermanas ya pintan menos ( y me llevo dos de progresista). Sin embargo, durante los últimos años, lo que ha ido habiendo es un gigantesco juego del “comecocos”, en el que las cosas eran más o menos así
 
Imágenes integradas 2
 
Es cierto que en las dos últimas décadas y muy a pesar de las grandes IOC (International Oil Companies), que es como se denomina en la jerga a las 7 hermanas y alguna otra, habían ido perdiendo fuste frente a las NOC (National Oil Companies) o empresas de caracter públlico estatal o nacional, como ARAMCO en Arabia Saudita, la libia (ya liquidada) o la compañía nacional iraquí, cuya túnica ya se la han jugado a los dados los soldados del imperio y ha salido a subasta, o PDVSA (petróleo de Venezuela) a la que tienen unas ganas enormes o PEMEX que constitucionalmente no podía privatizarse y estos días hay campanas de gloria liberalizadora en la prensa del pesebre, porque parece que les hacen hincar la rodilla y soltar lo poco que queda de magro en Cantarell y otros grandes yacimientos de regular-convencional. En el fondo, no les preocupa tanto que sean NOC’s si son de las “domesticadas” esto es, obedientes como ARAMCO a los dictados de lo que digan los EE. UU u otros países occidentales. Les molestan especialmente las que no controlan, como la National Iran Oil Company (NIOC) o la propia PDVSA, que se les escapan un poco al control. Pero la noticia no habla de eso, lógicamente. La miriada de petroleras que están surgiendo, respecto de las siete hermanas, son ni más ni menos que el equivalente a las textiles de Sri Lanka que se han hundido bajo escombros respecto a la Zara de Amancio Ortega: sondas que se lanzan a la rebusca de mierda, con gasto mínimo de capitales riesgo, que si se van a hacer puñetas no ponen en riesgo el corazón del sistema (“core business” en términos de master del IESE). Eso tampoco lo dicen, claro.
 
6. Y vuelta a China como “enemigo a las puertas”. Ahí hay otras NOC’s como CNPC, CNOOC y Sinopec, que sí están haciendo pupa a las grandes petroleras occidentales. Y aunque no se mencione tampoco, ya hay cada vez más frecuentes rifirafes con ellas. El penúltimo fue Sudán, donde los chinos calladamente pasaron de cero a medio millón de barriles diarios en un país que no producía nada y en pocos años. Una torticera maniobra occidental, consiguió partir el país en dos y aliar a los locales del sur (donde están los yacimientos y dejar a los chinos aliados de los locales del norte, que se han quedado sólo con la manguera del oleoducto que hicieron ellos mismos desde los yacimientos del sur hasta Por Sudan. Ahora los occidentales, están haciendo otro para salir por Kenia y dejar con un palmo de narices a China. George Clooney ha servido no solo para las campañas de Nexpresso, sino también para hacer campaña en favor de la independencia del sur de Sudán, pobrecitos, que andaban muy represaliados por los del norte (Darfur, nada que ver con el petróleo, claro).
 
La boutade final de que “la escasez quizás deje de ser la preocupación central. De acuerdo con un estudio de Citigroup, la demanda de petróleo está llegando a su punto máximo y a partir de 2020 comenzará a declinar“, deberían explicarla algo mejor. Si van a utilizar el método de mi tío Zoilo para frenar el aumento del consumo de energía (“ahora que había enseñado a la burra a no comer, va y se me muere”), podían especificarlo los del Citigroup (¡vaya panda!). Y también podrían explicar cómo se va a mover el mundo capitalista sin crecimiento energético o incluso con el declive anunciado, que es absolutamente imprescindible para el crecimiento económico y por tanto, para que el mundo financiero no colapse, podrían contarnos cómo piensan hacerlo. Lo que vienen a querer decir (están de los nervios) es que sencillamente nos volveremos ascetas a partir de 2020 (menos demanda, en esa simplista ecuación de dos variables y ninguna incógnita: oferta =demanda), pero sin problemas de oferta (suministro); esto es, consumir menos pero en medio de mares de petróleo y gas. Joder con los expertos. Vaya cagada de informe que has hecho, Moises.